20090114

Dialéctica de la Alteridad







Casa Dual. Xalapa, México.

¿Cuales son las posibilidades de la arquitectura en la periferia?
Tal pregunta es el eje motor de la presente intervención sobre la frontera noreste de la ciudad, alteridad urbana [respecto a la ciudad formal] que paradójicamente es a la vez un sitio contenedor de lo mismo que otros bordes: lo inmediato.
La temporalidad de lo inmediato es el origen de los asentamientos en la periferia, dado que allí se llega a vivir de paso mientras se consigue ser asimilado a la dinámica de la ciudad, y para ello, se recurre a la autoconstrucción, que se caracteriza por hacerse con lo que se tiene a la mano y al bolsillo, es decir, con lo inmediato. Ésto es lo que hay que entender para atender éste contexto que no es nada desordenado ni caótico [sólo en apariencia], pues el orden de éstos sitios está en la lógica de la improvisación.
Partiendo de ésto, el proyecto de la Casa Dual busca plantear una intervención utilizando "lo mismo" para lograr "lo otro", haciendo dialogar dos procesos contrarios: el de la inmediatez en la autoconstrucción y el de la parsimonia en la edificación, de lo que resulta el tema de lo Dual. El proyecto plantea contener dos departamentos de uso temporal, como se supone que es la finalidad de la construcción en la periferia para el vivir de paso y que contradictoriamente termina en la permanencia de sus moradores. La edificación se resuelve a partir de los mismos materiales del entorno [tepezil, piedra, láminas de zinc] pero utilizados desde otra técnica constructiva. El tepezil se utilizará para formar una piel pétrea que envuelve un volumen de 262 m3, a partir de bloques de 2.40m x 4.80m. fabricados en el sitio, dejando de lado la técnica tradicional de aparejar bloques pequeños. Dicha piel se rasga para permitir la entrada de luz indirecta desde el norte hacia el volumen principal que contiene espacios de convivencia, donde la vida adquiere protagonismo. Éste volumen se suspende sobre el área de accesos que es más una transición entre el barrio, la calle y la casa, cuyos espacios complementarios abrazan al volumen principal, ademas de complementar las funciones de diálogo con el sitio [captación de agua pluvial, climatización e iluminación vía soleamiento y aprovechamiento de los vientos incidentes en el predio. Es a partir de éstas técnicas como la intervención dialoga con el sitio, mostrándose, exponiéndose, enseñando a sus vecinos el cómo, a partir de utilizar lo mismo, se puede lograr un espacio para la vida diferente. No un habitar en lo-que-es, sino hacia un vivir en lo-que-puede-ser.